previous arrow
next arrow
Slider

 

Edouard Boutinaud

«La bamboche c’est terminée» (The party is over).
Satélite en un mundo sin festivales, el año 2020 nos asalta y nos sumerge en un estado de emergencia.

Este año en blanco, representados por estos paneles blancos, vacíos, carentes de significado, preludian grandes celebraciones de vida festiva que no vamos a vivir y nos recuerda tanto nuestra fragilidad como la de nuestras libertades.

Cuando llega la primavera y despunta la vida, el mundo cae en el silencio y el temor de una pandemia extraña y aterradora que le sobreviene.

El mundo se hunde en una fría noche de ciencia ficción donde no se permite nada y se cultiva el miedo. Pronto nos encontramos enmascarados, aislados, casi amordazados, con la consecuencia inmediata de detener toda actividad humana.

Esta serie de fotos tomadas el pasado verano en Ibiza representa este año 2020.

Un año blanco, donde por primera vez en la historia de la humanidad, escuchamos este silencio, donde el mundo deja de bailar.

El fotógrafo Edouard Boutinaud diversifica sus proyectos, desde la publicidad hasta el retrato, pasando por los paisajes, la moda, la lencería, la belleza, el bodegón y la instalación plástica que han caracterizado su desarrollo artístico. Elegante, poética y en ocasiones más espontánea, sus creaciones atrapan por su originalidad y naturalidad. Edouard Boutinaud nace y vive actualmente en París (Francia). Tras estudiar música y una breve carrera como titiritero, decidió convertirse en fotógrafo en 1998. Se graduó en la escuela de imágenes de Gobelins en 2000. Luego comenzó a exhibir su trabajo en exposiciones colectivas a partir de 2001 con artistas de arte contemporáneo mezclando fotografía y escultura.

Compartir