previous arrow
next arrow
Slider

Pedro Abel Adalia

He encontrado en la fotografía la mejor manera de retratar momentos únicos, aquellos que suceden sólo una vez, de modo que, además de permanecer en mi memoria, quedan plasmados en mi cámara. Desde bien pequeño soy un gran amante de la naturaleza en todas sus manifestaciones, empecé dibujando rostros de animales, escenas que me sonaban tan lejanas como África, donde más tarde esos dibujos cobrarían vida y sentido. Con el tiempo fue desarrollándose en mí una pasión que iba mucho más allá de captar una imagen, era la forma de hacer partícipes a los demás de aquello que tanto me fascinaba. Los animales han formado parte de mi crecimiento personal y vital, en lugar de alejarme de ellos siguiendo el antropocentrismo propio de nuestra sociedad, he tratado de acercarme, con cuidado, a sus vidas, para tratar de mejorar así mi relación con todo lo que me rodea, humano o animal. Muchas veces, es el propio ego humano el que nos separa, sin quererlo, del equilibro natural al que pertenecemos. Encontré en este arte el puente de unión entre mi pasión por los animales y mi placer por la pintura.

Soy de los que piensan que la fotografía más triste es aquella que nunca ve la luz, aquella que queda encerrada en nuestra cámara por el simple hecho de no estar dentro de los “parámetros fotográficos” ya establecidos. En los tiempos que corren, el “boom” de la imagen fácil nos está haciendo perder el valor que tiene esta maravillosa disciplina.

Una fotografía debe intentar transmitir todo aquello que sintió el fotógrafo y el sujeto a la hora de realizarla, y eso es lo que precisamente pretendo con cada escena, trato de acercar la versión más íntima y verdadera de la naturaleza a los ojos humanos, los cuales deben ayudar a hacernos comprender la importancia de proteger todo aquello que nos permite desarrollarnos como personas, con esto último refiriéndome, por supuesto, a nuestro planeta: el único hogar que por ahora se nos presenta.

Pedro Abel Adalia, fotógrafo especializado en vida salvaje, naturaleza y viajes. He escrito también en diversas revistas, donde acompaño mis artículos de fotografías en las que los protagonistas no te dejarán indiferente. Mi amor por los animales me lleva a buscar y retratar esos instantes de complicidad y autenticidad que a menudo regalan al espectador. La fotografía es el arte de atrapar, sin dañar, todo aquello que se escapa a nuestros ojos. Concienciar sobre la importancia de preservar nuestro patrimonio natural es mi principal objetivo.

Compartir