previous arrow
next arrow
Slider

Stefano Fristachi

Americans. El alma sin fin de una ciudad a través de sus miles de ojos, sus ojos.
No importa dónde te sientes en Nueva York, sientes las vibraciones de los grandes momentos y los hechos altos, de personas especiales, eventos y empresas. Nueva York combina el don de la privacidad con la emoción de la participación; logra aislar al individuo contra todos los eventos enormes, violentos y maravillosos que tienen lugar cada minuto.
Nueva York, puede destruir a un individuo o puede llenarlo, dependiendo mucho de la suerte. Nadie debería ir a vivir a Nueva York a menos que esté dispuesto a tener suerte. La ciudad es como una poesía, comprime toda la vida en una pequeña isla y agrega música y el acompañamiento de motores internos.
Hay tres Nueva York. La primera es aquella hecha por las personas que nacieron allí. La segunda, es la ciudad de los viajeros. Tercero, está Nueva York de la persona que nació en otro lugar y vino a Nueva York en busca de algo. El último es el más grande de Nueva York, la ciudad de destino final, la ciudad que es una meta, la ciudad de los Americanos.

Stefano Fristachi. Fotógrafo y reportero gráfico italiano, vive en Barcelona. Actualmente trabaja como freelance con revistas internacionales y trabaja con agencias de producción. El interés en todas las características sociales abre su visión a la Fotografía Antropológica y al Reportaje, que le permiten expresar mejor los sentimientos de empatía y comprensión del mundo, y profundizar sus intereses en todos los temas de geopolítica y asuntos de actualidad.

Compartir